Aplicaciones
  • Protección de cables eléctricos donde existe alto riesgo de explosión y corrosión.
  • Instalaciones eléctricas en losas de edificios.
  • Instalaciones de alarmas.
  • Instalaciones donde se requieren altos niveles de protección mecánica (golpes, condiciones atmosféricas y ambientales especiales o peligrosas, entre otros).